Proambiental presta servicios de tala y poda de árboles, que por su ubicación o por deterioro puedan resultar peligrosos, asegurando en cada etapa la máxima seguridad de los trabajadores y del entorno.

Las podas/talas en altura son oficios de riesgo y pueden ser de alta dificultad. Se trabaja resguardando un perímetro de seguridad con respecto a la infraestructura, muebles, jardín, o cualquier elemento que rodea la faena. El trabajo que se realiza con la vegetación en altura agrupa el trabajo con plataformas, andamios, cuerdas y algunas técnicas de escalada, además requiere conocimientos especializados sobre jardinería y poda.

Para la realización de estos trabajos se debe tener en cuenta la ubicación de los árboles, debido a que el resultado final varía según si están en sector urbano o rural. En ciudad es prioritario prevenir riesgos de caída de ramas y se debe controlar el tamaño de los arboles que están cerca de postes y cables. Se busca mejorar su desarrollo y crecimiento, evitando el riesgo de enfermedades, plagas y eventos peligrosos. Es fundamental garantizar la seguridad de los habitantes del sector.
La poda de mantenimiento consiste en la eliminación de ramas muertas, quebradas o enfermas, ramas entrecruzadas, ramas que tocan cables eléctricos o edificios, ramas que dificultan el paso e personas o vehículos.
En la poda de mantenimiento existen muchas variables a tener en cuenta, algunas son:

  • Poda de copa: Se realiza en el primer año. Es podar la rama principal para favorecer la ramificación.
  • Poda de formación: Se realiza durante los años siguientes para dar forma adecuada al árbol.
  • Poda de invierno: Se realiza en arboles de crecimiento lento. Frena la formación de flores.
  • Poda de verano: Su objetivo es regular el crecimiento.
  • Poda de limpieza: Elimina ramas viejas y secas para evitar una excesiva cantidad de madera seca que sirva de combustión en caso de incendio.

La tala controlada es la que no extrae más de lo que crece anualmente en un bosque. Busca que se mantenga la cobertura boscosa y se extrae solo el excedente. Las talas controladas también son el método habitual para abrir caminos, terreno para agricultura, ganadería y para el aprovechamiento de la madera.La limpieza es la extracción parcial o total de la vegetación que rodea el arbolado principal, como la maleza y vegetación leñosa. El fin de la limpieza es prevenir incendios y favorecer la regeneración natural porque elimina la competencia por la luz el agua y los nutrientes.
La deforestación puede ser ocasionada por ampliación de áreas rurales, por incendios, por explotación de la madera, entre otros. La reforestación es la acción de repoblar arboles / arbustos y entre sus objetivos están lograr un aumento de la biodiversidad, tener un aprovechamiento sustentable de madera y leña, la restauración paisajista, protección frente a la erosión, evitar la pérdida de fertilidad de los suelos, mejorar la calidad del agua y del aire.
Los árboles son elementos ecológicos, ya que son los pulmones del planeta, producen oxigeno, resguardan del calor en verano y del viento en invierno, ademas son de gran belleza.  cuenta con un equipo profesional y calificado para realizar podas con criterio ecológico, motivo por el cual presta también servicios de reforestación.